Trate de aceptarme como soy. Pero llegó esa rubia alta, con lindos ojos, linda boca, delgada, sin imperfecciones. Entonces vuelvo a decaer, vuelvo a odiarme, vuelvo a cortarme, vuelvo a dejar de comer por días, vuelvo a vomitar. Vuelo a ser una mierda, la misma mierda que siempre fui y que siempre seré.
Nunca saldré de esto.

(via notodoestanfacil)